Checklist del Emprendedor Digital

1) Todo comienza con una gran Idea

Si estás leyendo este material, seguramente seas o estés por convertirte en emprendedor. Un error bastante común, entre emprendedores primerizos, o novatos, es atribuirle un valor excesivo a “LA IDEA“, algo que puede tener consecuencias negativas para un proyecto.

La idea de negocio, es aquella revelación obtenida por el emprendedor, sea como consecuencia de un proceso de búsqueda, o, por el contrario, de forma meramente aleatoria o accidental. LA IDEA, será el punto de partida de un emprendimiento, y puede provenir de distintas situaciones:

  • La detección de una necesidad insatisfecha
  • La proyección de una tendencia observada
  • Los gustos y preferencias del emprendedor
  • La ocurrencia de un evento que se muestra como una oportunidad

Errores comunes

1. Ser celosos de nuestra idea de negocios

El primer error que se suele cometer como consecuencia de sobrevalorar LA IDEA, es el no compartirla con otras personas, por miedo a que otro la quiera aprovechar. Si bien al comentar LA IDEA con otras personas, habilitamos la posibilidad de que alguien más decida aprovecharla, el no hacerlo puede implicar riesgos más graves e incluso mucho más probables.

Al compartir nuestra idea con otras personas, recibiremos opiniones y puntos de vista muy enriquecedores sobre la misma. Es fundamental saber escucharlos, en especial cuando los mismos no sean optimistas, para detectar posibles obstáculos y contratiempos, validar los supuestos asumidos de forma previa, y evitar futuros dolores de cabeza.

Si nuestro interlocutor es una persona con experiencia empresaria, mucho más valiosa será su opinión: son personas que saben lo que es soñar, arriesgar, ganar y especialmente, fracasar. Podrán detectar rápidamente amenazas, o puntos ciegos en tu proyección.

2. No adaptar la idea

Otro error cuyas consecuencias pueden ser fatales, es la falta de flexibilidad del plan. El camino del emprendedor es incierto, y muchas veces, es fundamental saber modificar a tiempo la ruta trazada originalmente. Esto es especialmente cierto respecto de la idea de negocios, y el caso de Netflix sirve para ilustrarlo muy bien.

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital
Reed Hastings, a principios de siglo, posando con los sobres en los que se enviaban las películas en DVD

Originalmente, NETFLIX se creó con el objetivo de dominar los alquileres de películas en DVD por correo postal. ¿Te imaginás qué hubiese sido de NETFLIX si hubiese insistido sobre su idea original, en lugar de apostar por el streaming?

3. Ideas revolucionarias

Por último, entendemos que el tercer error más común en los emprendedores, respecto de LA IDEA, es intentar algo demasiado disruptivo. Encontramos inspiración en historias de personas, y proyectos que surgieron de un garage y consiguieron cambiar el mundo.

Si bien ese romance nos motiva y empuja a proponernos posibilidades extraordinarias, , ¿contamos con la energía y predisposición para llevar a cabo un proyecto revolucionario?

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital
Jobs y Wozniak – Circa 1985

Este tipo de empresas, además de ideas sumamente innovadoras y equipos de gente excepcionalmente capacitada, requieren dedicación absoluta, además de un poco de suerte, y seguramente un respaldo económico muy importante. ¿Buscamos comprometernos a este nivel a la hora de emprender?

Si bien todos hemos coqueteado alguna vez con logros revolucionarios, la realidad es que para la mayoría, el emprender se realiza como un camino para construir una realidad que mejore nuestro estilo de vida, proporcionando un equilibrio entre trabajo y vida personal, junto con la posibilidad de desarrollarnos de forma continua.

Una buena idea de negocios, por ende, debe ser realizable, con los recursos que el emprendedor pueda y esté dispuesto a proveer, conseguir o gestionar; debe ser flexible, para adaptarse a los cambios que puedan surgir mientras se lleva a cabo; y, debe ser sometida a opinión de personas de confianza, para detectar a tiempo supuestos no considerados, amenazas y posibles contratiempo.

Por último, LA IDEA deberá ser capaz de armonizarse con el resto de los puntos de este checklist emprendedor.

2) El emprendedor

Si bien LA IDEA parece ser el punto más importante de cualquier emprendimiento, la realidad muestra que más importante que ella es EL EMPRENDEDOR.

Desde su concepción, y hasta su madurez, todo proyecto será 100% dependiente del equipo o individuo emprendedor, y una vez madura, con pautas corporativas claras, podrá trascender a los individuos que la crearon y adquirir vida propia.

EL EMPRENDEDOR, será quien se proponga traer LA IDEA desde su imaginario, a la realidad. Puede ser una o más personas, quienes se propongan un objetivo común. Hay ventajas y desventajas entre emprender sólo o hacerlo asociado con una o más personas.

1. Asociarse o ir en solitario

Por lo general, las mayores ventajas de emprender asociadamente pueden observarse en las etapas iniciales de un proyecto. Por ejemplo, es muy positivo compartir el riesgo y la incertidumbre típica de la etapa de planificación con otra u otras personas, que brindarán respaldo a la hora de embarcarse en una nueva aventura.

También requerirá menores aportes individuales de capital, y de trabajo; se obtiene mayor perspectiva sobre cualquier asunto, y surge un ambiente de debate que suele ser crear terreno fértil para desarrollar mejor las ideas. Además, las capacidades diferentes de cada integrante pueden (y deberían) resultar complementarias, potenciando las posibilidades del emprendimiento.

Por el contrario, a medida que el proyecto evoluciona, suelen encontrarse mayores contratiempos derivados de la asociación, que no existirían cuando todo el poder de decisión se unifica en una misma persona: los objetivos personales, laborales, y empresariales de las personas pueden evolucionar en distintos sentidos, dando lugar a diferencias que pueden ser muy difíciles de sortear.

Por ello, consideramos que a la hora de asociarse resulta fundamental compartir objetivos comunes a corto, mediano y largo plazo, y contar con una confianza suficiente en el otro como para saber que los mismos se podrán sostener.

2. ¿Tendré que renunciar a mi trabajo?

Una de las principales motivaciones para emprender, es el poder dejar de trabajar en relación de dependencia. Puede ser por varios motivos: No te bancás más al jefe, pediste aumento y te duermen con la inflación, los horarios no son lo tuyo, o no encontrás motivación para crecer y desarrollarte; el emprendimiento propio se muestra como la solución, y, probablemente lo sea.

Ahora, antes de renunciar, es conveniente tener muy claro cómo vas a subsistir. Si contás con ahorros, es conveniente realizar una estimación prudente de cuánto tiempo te podrán sostener, y para ello conviene analizar tu proyecto desde una perspectiva no demasiado optimista: puede que tengas que destinar parte de ese ahorro a financiar el proyecto, y también puede que el mismo tarde más tiempo que el esperado en proveer ingresos suficientes para sostenerte.

Por otra parte, mantenerte empleado también tiene sus riesgos: La energía disponible para desarrollar tu emprendimiento será menor, y tendrás que renunciar mucho tiempo libre para hacerlo crecer. Asimismo, puede que esta situación te desgaste y te lleve a desistir antes de lograr tus objetivos.

Una buena estrategia, salvo que tu colchón de ahorros sea suficiente para sostenerte de forma indefinida, puede ser comenzar tu emprendimiento en forma paralela a tu trabajo en relación de dependencia, y planificar la transición cuando el proyecto ya se encuentre en etapa de ventas, o, de alguna forma hayas conseguido validar su viabilidad.

3. Ser mi propio jefe, vs. ser mi propio esclavo

En el afán de emprender para mejorar la calidad de vida, muchos incurrimos en el error de trabajar de forma indefinida, descuidando hábitos sanos como hacer deporte, compartir la amistad, resignar horas sueño, reir, bailar, etc.

Si bien al dedicar mayor cantidad de horas tenderemos a avanzar más, y anticipar la consecución de los objetivos propuestos, llega un punto en el cuál más horas conseguirán el efecto contrario, y así lo explica la ley de los rendimientos decrecientes: Existe un umbral tras el cuál comenzamos a perder concentración, perspectiva, motivación y energía vital.

A la larga, sostener este tipo de rutinas, impacta negativamente sobre nuestro proyecto: la creatividad disminuye, no detectamos a tiempo las oportunidades, y hasta puede verse resentida nuestra salud mental. Es necesario, siempre, contar con objetivos paralelos al emprendimiento, equilibrando nuestros intereses. Ello se traducirá en mejor salud para el emprendedor, que derivará necesariamente en un emprendimiento más saludable, y con mejores posibilidades de triunfar.

4. Fortalezas y Debilidades

Estás dispuesto a emprender. Tenés una gran idea, que creés que el mercado va a querér comprar. ¿Hacé falta algo más? Lamentablemente, la respuesta es sí: lamentablemente, no alcanza con ganas y creatividad.

  • Fortalezas: Se trata de aquellas aptitudes o condiciones que VOS tenés, pero otros no, en relación a la idea que querés llevar a cabo. Es posible que tu idea sea muy buena, pero que vos no tengas las condiciones ideales para llevarla a cabo. Tal vez tengas la posibilidad de llevarla a cabo, pero, ¿podrías coexistir con alguien que esté mejor preparado?
  • Debilidades: Por el contrario, son aquellos aspectos donde no resaltás especialmente, y que podrían llegar a ser importantes para triunfar en cierto negocio.

Les cuento una experiencia personal. Hace unos años, con amigos, emprendimos en un proyecto de e-commerce, con un sistema de distribución propio a nivel local. Era el año 2017, y teníamos lo que el tiempo demostró que era una buena idea: el e-commerce se expande año tras año sin parar. También teníamos muchas ganas de emprender y cierto conocimiento en la materia, que fuimos perfeccionando con el tiempo.

Parecía que teníamos todo lo necesario para triunfar, sin embargo, y a pesar de grandes esfuerzos invertidos, el negocio nunca tomó el vuelo esperado. Hubo un factor que nunca consideramos: la capitalización.

Como en cualquier negocio de distribución, quien no cuente con una elevada capitalización para conseguir el mejor precio en la compra, encontrará sus posibilidades competitivas muy limitadas, y podrá sucumbir ante otros jugadores más fuertes.

Nuestra recomendación será no dejarse llevar por gustos personales, o afinidades con alguna actividad en particular, y mucho menos sobreestimar la confianza en las capacidades personales, sino que, por el contrario, deberás estudiar a conciencia las fortalezas y debilidades a la luz de los requerimientos del rubro en el que se desee entrar.

3) El mercado

Sin importar cuál sea tu idea, al emprender vas a insertarte en un mercado. En el mismo juegan oferentes y demandantes de bienes y servicios, y mientras mejor te adaptes a este juego, mayores posibilidades de éxito tendrás. Enumeramos algunos factores a considerar:

Conocimiento:

  • ¿Qué tanto conocés a tu público? Esta pregunta, que parece obvia, muchas veces no es tomada en serio al plasmar el plan de negocios y su viabilidad. A veces, desde nuestra perspectiva, damos por ciertas cosas que no en todos los casos lo son. Imaginamos que nuestra forma de ver las cosas es única y compartida, pero muchas veces estos supuestos no se demuestran. El resultado puede ser fatal.

Por lo general, será conveniente emprender en rubros en los cuáles tengas gran conocimiento, sea por haber trabajado en los mismos con anterioridad, o por ser un gran consumidor de dichos bienes o servicios.

Masa crítica:

Tu propuesta puede ser específica o generalista. Ello dependerá, principalmente de qué quiere tu público, y qué tan diversificado se encuentre. En cualquier caso, será importante contar con una cantidad de clientes potenciales suficiente para subsistir y desarrollarte.

Un exclusivo restaurant de comida exótica tendría pocas posibilidades de subsistir en un pequeño pueblo rural, dado que no encontraría la masa crítica de clientes disponibles para atender, como sí podría hacerlo en una gran ciudad.

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital
¿Por qué tan Elegante Homero?

Poder Adquisitivo:

¿Tu propuesta se destina a sectores de altos ingresos o de bajos ingresos? Si bien los bienes y servicios exclusivos suelen permitir mayores márgenes de ganancia, por cuestiones demográficas, la demanda de los mismos suele ser menor. Es muy importante conocer acabadamente el mercado antes de terminar de definir tu propuesta comercial.

Diferenciación:

Lo más probable al empezar un negocio, es que alguien lo esté haciendo antes que vos, o, que en algún momento ingrese a ofrecer lo mismo que ya ofrecés.

Pensando en tu cliente, ¿qué hace que tu propuesta pueda ser elegida por sobre las demás? ¿Qué fortalezas pueden darte una ventaja sobre tu competido? Podés basar tu estrategia de diferenciación en distintos factores, por ejemplo:

  • Calidad
  • Cercanía
  • Variedad
  • Eficiencia
  • Precio
  • Atención
  • Confianza
  • Trayectoria
  • Oportunidad


La elección de tu estrategia de diferenciación surgirá del encuentro entre tus fortalezas y debilidades con las preferencias de tus consumidores. De poco servirá destacarte por precio, en un mercado que valora mucho más la cercanía, o la atención. Si tu fortaleza reside en poder ofrecer un precio muy competitivo en determinado producto, será conveniente apuntar los cañones a un mercado que valore ese factor.

Barreras de Entrada:

Si tu idea es muy original, y no existen actualmente oferentes del producto o servicio que vas a lanzar, es muy importante considerar cómo podrían ingresar otros oferentes a competir, y si podés hacer algo para impedirlo, como pueden ser convenios con proveedores, o registros de patentes.

En el caso en que no puedas impedir, o dificultar el ingreso de nuevos competidores, deberás plantearte si el mercado es lo suficientemente grande como para competir, o si tu proyecto tiene las ventajas competitivas suficientes para subsistir.

Esto ocurrió tras el boom de la cervecería artesanal. En una primera etapa, las mismas fueron altamente rentables, ya que la demanda era grande y los oferentes, relativamente pocos. Posteriormente, debido a las bajas barreras de entrada al rubro, surgieron cientos de locales con propuestas poco diferenciadas y productos de baja calidad. Ello impactó negativamente en el mercado, por lo que muchos bares tuvieron que cerrar o reconvertir sus establecimientos, y, en el mediano plazo, sólo quienes cuenten con mayores ventajas competitivas subsistirán.

Contexto Socioeconómico:

Además de las condiciones del rubro en particular, es conveniente observar qué está sucediendo con la economía en general. ¿Se expande o se contrae? ¿Favorece la importación o favorece la exportación? Si bien la economía es muy dinámica, y, en especial en la República Argentina, el estudio de la historia reciente, junto con las variables políticas y económicas actuales, nos puede ayudar a tomar mejores decisiones. No parece muy conveniente realizar una gran inversión en montar una empresa importadora, si se espera que el gobierno de turno favorezca políticas de sustitución de importaciones, ¿vos qué opinás?.

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital

4) Viabilidad Económico-Financiera

Para ello deberás contraponer todos los costos necesarios para producir o comercializar los bienes o servicios, contra los ingresos netos, que a través de su comercialización podrás obtener. Recomendamos contar con apoyo profesional a la hora de realizar estas estimaciones, cruciales para asegurar la viabilidad del proyecto, y evitar riesgos derivados de una deficiente estimación.

1.1 Costos Fijos:

Son aquellos que deberás incurrir de forma periódica y obligatoria, vendas o no vendas. Es recomendable estimar los mismos por tramos de crecimiento (Por ejemplo el alquiler: Tal vez puedas arrancar sin pagar un alquiler, pero a medida que crezcas necesites sumar a tu presupuesto el costo locativo de una oficina, local o depósito). Algunos que deberías considerar en este grupo son:

  • Alquileres
  • Hosting
  • Sueldos
  • Honorarios Profesionales
  • Luz, Teléfono e Internet

1.2 Costos Variables:

Son aquellos que incrementan a medida que aumentan los montos y cantidades vendidas:

  • Comisiones
  • Pauta Publicitaria
  • Materia Prima
  • Impuestos
  • Embalaje

2.1 Precio de Venta:

Por norma general, el mismo deberá ser mayor que los costos variables, de forma tal de que cada venta contribuya a cubrir costos fijos (primero) y a generar ganancias después (margen de contribución).

Hay muchas estrategias para definir el precio. Para ello, es de gran utilidad realizar un ESTUDIO DE MERCADO, que determine los rangos de precios que los consumidores están dispuestos a pagar, y luego adoptar una estrategia de posicionamiento, con precio bajo (ventaja competitiva), precio alto (exclusividad percibida), o precio de mercado.

2.2 Cantidad:

En función a los costos fijos que el emprendimiento posea, y el margen de contribución de cada venta, obtendrás una cantidad de equilibrio, a partir de la cuál se comienzan a obtener ganancias. Es importante determinar cuál es esta cantidad, y si contás con los recursos para alcanzarla.

2.3 Flujos:

En todos los proyectos, se comienza con flujos negativos (inversiones) con la esperanza de producir flujos positivos (ingresos) futuros, que produzcan el retorno de la inversión.

Es fundamental estimar las cantidades y momentos en que estos flujos negativos ocurrirán, para saber si se cuenta con suficiente liquidez para afrontar el proyecto hasta que la polaridad de los mismos se revierta.

En caso de agotar las disponibilidades de liquidez antes de que los retornos permitan autofinanciar el giro del negocio, la viabilidad del proyecto peligrará.

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital

Para evitar dicha situación, es recomendable contar con herramientas de financiación de emergencia, como puede ser la posibilidad de descontar documentos en el banco, o de girar en descubierto. Siempre que se acceda al mercado financiero, debe preverse también el costo del financiamiento, ya que si el mismo supera al margen de contribución de las ventas, un descuadre financiero que se extienda en el tiempo podría implicar la quiebra.  

Fuentes comunes de Financiamiento

  • FFF: “Family, Friends and Fools” son préstamos que pueden proveer amigos y familiares.
  • Mercado Financiero: Son líneas de crédito bancarias. No se recomienda para empezar proyectos cuya viabilidad no se encuentre garantizada, en tanto se podrán afrontar altos costos por falta de pago, e incluso pérdida de los activos entregados en garantía.
  • ANR y Préstamos subsidiados: Son una fuente de ingresos muy recomendable, en tanto muchas veces no se exige devolución y, en otras, la misma es requerida con facilidades (muchas cuotas, y tasas de interés negativas). En https://www.argentina.gob.ar/produccion/financiamiento averiguar sobre algunas líneas vigentes, así como en las páginas web de algunos gobiernos provinciales.
  • Ángeles: Son inversores corporativos, que realizan apuestas en diversos emprendimientos de alto riesgo, a cambio de un % de participación en los mismos.  Por lo general se requiere gran experiencia emprendedora para recibir este financiamiento, que puede ser aportada por una incubadora.

Una de las ventajas de los emprendimientos digitales es que requieren menores costos fijos que los emprendimientos tradicionales, lo cuál disminuye los ingresos necesarios para alcanzar el punto de equilibrio, incrementando la viabilidad potencial de los proyectos.

5) Plan de Marketing

Así como hace 50 años era de vital importancia la ubicación del local de cualquier negocio u oficina, para determinar el potencial, para los emprendimientos digitales, resulta crucial contar con una buena estrategia de Marketing.

Branding

Define los valores visuales de la marca: Nombre, logo e isotipo, tipografía, colores, etc. Es recomendable que la estética guarde coherencia con el público objetivo y los valores del emprendimiento.

Manual de Marca:

Dispone qué tipo de uso se les dará a los recursos gráficos: cuándo y cómo se emplean.

Plan de Marketing:

Es más amplio que el anterior, pero más cambiante: es donde se definen los lineamientos y estrategias comunicacionales y publicitarios a aplicar:

  • Canales de comunicación: Redes Sociales, medios, TV, etc.
  • Estrategias de comunicación: Divulgación, promociones, interacción, etc
  • Objetivos y Pauta publicitaria: Presupuesto destinado a cumplir los objetivos: Incremento en conocimiento de marca, visitas al sitio web, consultas o ventas.

Si bien es muy común observar emprendimientos que crean por sí mismos sus marcas, diseños y acciones publicitarias, recomendamos tanto como sea posible contratar profesionales del diseño y la comunicación, que podrán en mucho menor tiempo, y seguramente con menores recursos invertidos, obtener los resultados esperados, y acercar de mejor forma la marca al cliente potencial.

6) Plan de Negocios

Habiendo definido la idea, el equipo emprendedor, las habilidades y recursos disponibles, así como sus fortalezas y debilidades, y con un suficiente conocimiento del mercado al cuál se piensa abordar, es hora de plasmar todo en un PLAN DE NEGOCIOS.

Se trata de una hoja de ruta, donde se escribe la visión del proyecto, objetivos empresariales, los recursos necesarios para su consecución, las tareas que deberán realizarse y el tiempo que cada etapa llevará:

  1. Misión, Visión y Valores: Plasmado en LA IDEA
  2. Fortalezas y Debilidades: Como se define en EL EMPRENDEDOR
  3. Oportunidades y Amenazas: Además de una descripción de tu cliente ideal o target, deberás analizar competencia y situación socioeconómica en general.
  4. Puesta en marcha: Deberás definir:
    1. Lugar de trabajo: ¿Podés emprender desde tu casa? ¿Hasta qué etapa del proyecto? Es importante prever qué recursos serán necesarios a medida que crecés.
    2. Recursos humanos: ¿Tenés cómo anticipar de antemano qué clase y perfil de colaboradores necesitarás en cada etapa? ¿Hay tareas que puedas tercerizar o delegar con especialistas?
    3. Hardware: Se trata de todos los bienes que necesitarás para realizar tu labor. Si vas a ofrecer servicios, problablente no requieras mucho más que una buena PC, una silla cómoda, y algunos periféricos. Por otra parte, si vas a producir o revender bienes, seguramente necesites algunas otras herramientas, como puede ser una mesa de trabajo, un vehículo, elementos de almacenamiento y embalaje, etc.
    4. Software: Este punto es crucial, y puede hacer mucho por el éxito o fracaso de un emprendimiento digital. Enumeramos algunas de nuestras favoritas:
      1. Comunicación: Whatsapp, Facebook, Twitter, LinkedIn, Mailchimp,
      2. Organización: Trello, Google Calendar, Calendly,
      3. Marketing: Hootsuite; Canva; Photoshop; GoogleAds; Instagram
      4. Ventas: TiendaNube; MercadoLibre; Instagram
      5. Administración: Contabilium; Excel;
      6. Cobranzas: MercadoPago; GetNet; Binance
  5. Comercialización: Deberás plasmar en el negocio las estrategias de venta: desde la diferenciación, hasta los canales de comunicación y distribución: Cómo pensás llegar a tu cliente.
  6. Financiamiento: Por último, deberás entender y describir cuáles serán tus fuentes de financiación. Es lo último que deberás definir, ya que primero necesitarás saber en qué necesitarás invertir, y durante cuánto tiempo. Una vez que conozcas cuánto capital necesitarás, deberás evaluar si contás con la posibilidad de obtenerlo, y a qué costo.
    Las fuentes más comunes de financiamiento son los propios ahorros, o ingresos, pero deberás considerar también otras posibilidades:

7) Etapa de Ventas

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital

Habiendo diagramado la estrategia comercial y publicitaria, es hora de empezar a vender. Primero deberás asegurarte que contás con los insumos y herramientas necesarias para concretar las ventas, además del tiempo disponible para dedicar a la atención de potenciales consultas y ventas.

Es importante gestionar de antemano las inscripciones impositivas para poder vender y facturar legalmente, en especial cuando cuentes con atención al público, o recibas pagos por medios electrónicos.

Hay dos tipos de impuestos que gravarán tus ingresos:

Impuestos Nacionales:

La mayoría de los emprendimientos pueden comenzar trabajando bajo el régimen de Monotributo, con el cual dan cumplimiento al pago de impuestos nacionales, al mismo tiempo que efectúan aportes jubilatorios y de Obra Social.
Si no se reúnen las condiciones para acceder al monotributo, o los montos máximos de venta estipulados por éste son insuficientes para la magnitud esperada del emprendimiento, entonces deberán declarar y tributar:

  • IVA: Este impuesto, generalmente grava de forma mensual, entre el 10,5% y el 21% del valor agregado obtenido por el emprendedor (la diferencia entre sus compras a responsables inscriptos y sus ventas)
    • Ganancias: Este impuesto implica tributar entre el 9% y el 35% de las ganancias obtenidas en el año, restando ciertas deducciones personales y desgravaciones.
    • Autónomos: Quienes trabajen de forma independiente, y no puedan acceder a monotributo, están obligados a realizar aportes jubilatorios mensuales al régimen de autónomos.
    • Débitos y Créditos: Este tributo afecta, entre otros, a las transacciones en cuentas electrónicas, e implica, por lo general, un 0,6% de cada debito o acreditación.

Impuestos Provinciales:

  • Ingresos Brutos: Es un tributo que grava un porcentaje (generalmente entre el 2% y el 4%) de las ventas (netas de IVA).
  • Ingresos Brutos Convenio: Es el mismo tributo, con la particularidad que debe ingresarse en todas las provincias en las que tenga actividad (vender un producto por comercio electrónico es considerado tener actividad); distribuyendo la base imponible de acuerdo a ciertas pautas establecidas por este régimen.

Impuestos Municipales:

  • Tasas de Comercio: Algunos municipios exigirán derechos de comercio por atender al público, que en muchos casos son montos fijos, pero en otros municipios se establecen como un porcentual sobre las ventas.

Una adecuada planificación fiscal, permitirá al emprendimiento conocer las cargas tributarias que afrontará, e incluso reducir la tributación, gestionando riesgos y evitando sorpresas indeseadas. Te invitamos a conocer nuestro estudio contable online y contactarnos para recibir asistencia con este asunto.

En esta etapa, será muy importante prestar atención al Feedback de los clientes e interesados. Encontrar formas de evaluar su satisfacción y consultarles cómo se puede mejorar el producto, el servicio o la atención.

8) Al infinito y más allá

A través del desarrollo de la actividad, el emprendedor deberá ajustar permanentemente las variables planificadas, comparando la situación real con lo proyectado. Es importante realizar esta comparación y entender las causas de las desviaciones, sean positivas o negativas, para ajustar la estrategia futura a las nuevas condiciones.

Trabajo en equipo

Aunque hayas decidido emprender por tu cuenta, y no asociarte, es posible que tarde o temprano debas considerar la posibilidad de trabajar en conjunto con otras personas. Sea con socios, colegas, aliados o colaboradores, un equipo bien formado siempre tendrá posibilidades muy superiores de conseguir objetivos comparado con cualquier individuo que trabaje por su cuenta.

En caso de contar con socios, será fundamental una buena separación de funciones y responsabilidades, de forma de conseguir un equilibrio en la labor de cada integrante.

Si se tienen que contratar colaboradores, lo central es definir cuáles serán las tareas que los mismos deberán realizar. A partir de ello, se plasma el perfil deseado del colaborador, lo que habilita un proceso de búsqueda y selección. Deberás seleccionar personas compatibles con el proyecto, alineadas con la filosofía de tu emprendimiento, y motivadas a conseguir los mismos objetivos que como emprendedor hayas o hayan planteado.

Motivación

Una vez que hayas contratado a los colaboradores, el desafío será mantenerlos motivados, y alineados con estos objetivos. Todas las personas poseen motivaciones diferentes, y es el conocimiento de las mismas el que te ayudará a determinar la forma de motivar a cada quien. También es muy importante saber dejar ir a aquellas personas que no consigan adaptarse a tu emprendimiento, aquellas que pongan sus objetivos personales por encima de la organización, o a aquellos que tengan algún efecto negativo para la convivencia y desarrollo del resto del personal.

Un buen equipo debería ayudar al emprendimiento a evolucionar, mientras sus integrantes también evolucionan en lo personal y profesional. La gestión del mismo es un factor que definirá como se desarrolla una organización, y cómo se posiciona en el mercado de cara al futuro.

Desde una idea genial, hasta un plan de negocios, enumeramos los puntos más importantes a considerar al emprender un nuevo negocio plan de negocio argentina emprendedor digital

Francisco G. Ramirez

Consultor Tributario

El autor del presente artículo es Contador Público Nacional, graduado en la Universidad Nacional de Cuyo (2014) y Master in Laws – Derecho Tributario, por la Universidad Torcuato di Tella (2017).

Cuenta con más de 10 años de experiencia profesional, trabajó para Empresas multinacionales y Estudios Contables de primera línea. Desde 2017 asesora por cuenta propia a emprendores y empresas argentinas.

Contablix – El estudio del emprendedor digital

Con más de diez años de experiencia, en los últimos dos años, hemos enfocado el esfuerzo de nuestro equipo en brindar el mejor asesoramiento para emprendedores digitales.

Sea que pienses en prestar servicios de forma remota, comercializar activos digitales, o realizar ventas por e-commerce, podrás encontrar en nuestro equipo el respaldo necesario para impulsar tu emprendimiento.

Te invitamos a conocer más de nuestros servicios en el siguiente link, o programar una cita, contarnos de tu proyecto y conversar sobre la mejor manera de volver tu emprendimiento más eficiente.

#EmprendéEficiente

Deja un comentario

¿Podemos ayudarte?